X
 
| Inicio | Suscripción | Agregar a Favoritas | Contacto |  

Revista ENCONTRADAS

En esta sección encontrarás:

Edición Agosto 2005 y Edición Octubre 2005 de la Revista Encontradas de La Casa del Encuentro

 
G
 

Revista Encontradas…

…celebra su primer año de existencia

Hace un año nos planteamos el desafío de crear una revista diferente, una revista que no sólo hablara de nosotras, sino que lo hiciera desde nosotras y para nosotras. Sentíamos que no existía una publicación que abarcara todos los temas desde una mirada propia.
Comenzamos con un número presentación de apenas ocho páginas que se convirtieron en las dieciséis actuales cuando nos dimos cuenta de que nos quedaban muchas cosas por decir.
A lo largo de este primer año hemos sostenido una línea editorial que habla del derecho a decidir de todas las mujeres en los diferentes temas, procurando desarrollar y profundizar aspectos que no siempre nos animamos a abordar; cuestionar lo establecido, desmitificar la palabra feminista; difundir lo que hacen a diario grupos de activistas, asambleas y las mujeres en general; hablar del compromiso necesario para luchar por una sociedad justa y sin exclusiones; pensar entre todas de qué manera desterramos la opresión, la violencia y la discriminación de las cuales somos objeto nosotras las mujeres.
Quizás fruto de lo que no pudimos abarcar hasta ahora y porque todavía nos quedan muchas cosas por decir, comenzamos hoy una nueva etapa impulsadas por la necesidad que sentimos las que hacemos esta querida revista de ampliar las temáticas, de reformular la distribución y de llegar cada día a más mujeres.
De acá en más podrás leer Encontradas en la web de La Casa del Encuentro www.casadelencuentroweb.com.ar, donde además te informaremos en qué lugares podrás conseguir tu ejemplar impreso y, si vivís lejos, podrás recibirla por correo con sólo pagar los gastos de envío.
Porque queremos una revista que también brinde servicios de y para todas las mujeres, desde este número encontrarás una nueva sección: Conjugando Desafíos. En esta sección hallarás una bolsa de trabajo, un espacio para fomentar el trueque y avisos especiales para aquellas mujeres que estén desarrollando un microemprendimiento. Estos avisos se publicarán en forma gratuita.
Queremos agradecerles a todas las que durante este año nos alentaron a seguir adelante, a nuestras/os anunciantes por confiar y a vos, que nos seguís leyendo, te prometemos seguir trabajando en defensa de los espacios de mujeres.
Un tibio abrazo

Las Mujeres que hacemos Encontradas.
  EL DESAFÍO DE PASAR A LA ACCION............................Por Elida
 

Al desarrollar en números anteriores de Encontradas temas como, la participación de las mujeres en la vida política y su difícil acceso a lugares de conducción o sobre la inequidad salarial, o acerca del flagelo que significa el trabajo infantil, se impone una reflexión: ¿cómo se pasa de la declamación a la acción, de las palabras a los hechos? La respuesta podría buscarse en la participación y el compromiso que genera el activismo.
El activismo militante o esa pasión por la que se abrazan ideales de transformación, poniéndo el cuerpo, las horas, arriesgando trabajos, resignando tiempo para el descanso o el esparcimiento.
Ese entusiasmo participativo que se genera a partir de la expectativa que la acción depara a quién la realiza. Poder ser participe de ese cambio y que su realización represente algo para alguien, tenga efectos, y genere soluciones. En otros tiempos esto lo garantizaba casi exclusivamente el activismo político partidario.Muchas/os militantes dejaron su vida y lucharon por conquistar los ideales que soñaban.

Les llenaba el corazón la garantía de que sus sacrificios y esperanzas tendrían un lugar en el futuro. Pero, ¡cuanto se hizo para acallar tanto entusiasmo!, no sólo en nuestro país sino en toda Latinoamérica. Gobiernos autoritarios, dictaduras, burocracias, perpetuidad en el poder y un sólo objetivo: desgastar lenta y paulatinamente ese entusiasmo activista hasta matarlo.

Los protagonistas verdaderos pasaron a ser los intereses económicos, el clientelismo, la corrupción, y el abuso de poder.
La década infame de los noventa donde todos lo valores se trastocaron, y sobrevino la desconfianza, la apatía, el desinterés y la especulación.
Sin embargo, detrás del doloroso derrotero en la historia de América latina, comenzaron a surgir movimientos sociales oponiendo resistencia a tantos “golpes”.

El hambre, la falta de trabajo, de salud y educación generaron una enorme masa de excluídas/os que no se ven representadas/os por las instituciones, y es desde allí que nuevos espacios se constituyen para combatir tanta indiferencia. Espacios genuinos de ese activismo que no muere, que esta vivo y con ganas de transformar este sistema basado en la opresión y la marginación. Las asambleas barriales, las fábricas recuperadas, las redes sociales, en estos nuevos movimientos, en estas nuevas acciones y esperanzas las mujeres tuvimos y tenemos un rol protagónico. En los años setenta las Madres y Abuelas resistiendo en la Plaza, o durante la última crisis, las mujeres piqueteras fueron quienes iniciaron los reclamos en los cortes de ruta para luchar contra el hambre y la desocupación.

Esta participación y trabajo se distingue claramente en cada barrio, en cada espacio donde encaran los problemas de la comunidad otorgando nuevas miradas y sensibilidades, refundando nuevos compromisos.
Un ejemplo del constante y creciente compromiso, queda reflejado en los Encuentros Nacionales de Mujeres, que desde hace veinte años demuestran la necesidad de comprometerse cada día más en la lucha, contra este sistema de opresión, exclusión, marginación y violencia.

La participación en los Encuentros se va multiplicando y a pesar de los ataques de los sectores reaccionarios de siempre, las mujeres con su presencia reafirman que los ideales no mueren y encuentran nuevas formas de expresión basados en la lucha por la Libertad.

  Algo sobre el amor… Hacia una ética del cuidado entre mujeres.Por Mary Konna
 

3ra.Parte

Affidamento, llamaban las feministas italianas de la diferencia a una práctica de confianza y cuidado mutuo entre mujeres. Sostenían que en el patriarcado a las mujeres, como mandato primario de obediencia al padre, se nos enseñaba a desconfiar de las otras, a pensar que la otra igual era nuestra peor enemiga, empezando por la propia madre, terminando por la propia hija. Las mujeres, decían, no tenemos historia como grupo, nuestra adscripción primaria ha sido con el padre y su ley. Denunciaban como los sistemas de pensamiento modernos, como el psicoanálisis, la antropología estructuralista, la semiótica, etc., han justificado una y otra vez esta práctica argumentando que la entrada a la cultura, entendida como la ley paterna, solo se hace a través de una separación inicial y necesaria con la madre, considerada naturaleza. Las feministas de la diferencia han criticado estas posturas, develándolas en todo su contenido androcéntrico y misógino. Mostrando de qué forma esta ruptura propiciada por la cultura entre la niña y su madre, es parte de la operación por la que las mujeres, separadas entre sí, sin poder construir una idea de comunidad entre ellas, se mantienen fieles al padre y a su cultura de dominio.

Por eso hablan de la necesidad de construir affidamento. Una práctica de lealtad, compromiso, confianza y cuidado primario entre mujeres. Una práctica que consideran de inaudita libertad “femenina” en la medida en que se construye en oposición a la ley paterna que exige, a cambio de cuidado y protección, la desvinculación, la sospecha y la desidentificación entre las mujeres. El affidamento sería el acto por medio del cual las mujeres podrían encontrase con la otra igual en la opresión y construir con ella lazos de solidaridad, amor y respeto, acto que ya en sí mismo desestabilizaría el orden del padre.

Adrianne Rich, en EEUU, ha llamado a esta práctica de amor, cuidado y confianza entre mujeres como continuun lesbiano. A partir de un análisis parecido al de las italianas, ella propone una lectura del lesbianismo como práctica de relacionamiento entre mujeres sin la intervención masculina. Señala la manera en que el sistema patriarcal se fundamenta en la heterosexualidad obligatoria, institución mediante la cual las mujeres abandonamos el deseo por la madre, por la otra, y aprendemos desde temprana edad a depender emocional, física y económicamente del varón. Rich, a principios de los 70, reflexiona sobre las relaciones de amistad profunda entre mujeres, práctica poco extendida pero conocida en su época, y las propone como un modelo simbólico de relación primaria entre estas que podría considerarse como ejercicio de máxima libertad en la medida en que instituye espacios por fuera de la mirada y la omnipresencia masculina. Tomando al lesbianismo como práctica desobediente al mandato de fidelidad y dependencia al varón, señala que todas las experiencias de amor, fidelidad, acompañamiento, cuidado y complicidad entre mujeres son parte de un continnun lesbiano, en donde las mujeres aprendemos a construir lazos por fuera de la heterosexualidad.

Más allá de que estemos o no de acuerdo con las lecturas que nos proponen estas feministas, quizás lo interesante sería pensar la manera en que las mujeres nos relacionamos y construimos vínculos entre nosotras. Regularmente, lo sabemos desde la experiencia y el dolor, estos intentos no son los más felices. Debido muy probablemente a lo aprendido, las relaciones entre nosotras muchas veces están cargadas de celos, resentimientos, traición, competencia; una imposibilidad de reconocer en la otra una interlocutora válida, una fuente de conocimientos legitimo; una imposibilidad, como señalan las italianas, de reconocer a la otra como autora, como productora de cultura, como digna de confianza.

Esta dificultad para el encuentro con la otra, sin lugar a dudas, se convierte en un obstáculo importante para la deconstrucción de la macro cultura patriarcal. Solo en el reconocimiento mutuo podemos apelar a la construcción de una genealogía propia, a la producción de nuevos significados y valores desde donde se produzcan nuevas formas de ser y estar en el mundo. Apelar a una ética del cuidado entre mujeres es un imperativo de la política feminista puesto que solo desde la construcción de espacios de complicidad, amor y confianza entre mujeres por fuera de la ley paterna, podemos transitar puentes de mayor autonomía para todas.

  El huracán Katrine, el racismo y la política feminista.Por Ochy Curiel
  El paso del Huracán Katrine por el Golfo de México colocó al tema del racismo en el tapete internacional como hasta hace tiempo no se hacía.

Nueva Orleáns, cuidad más grande del estado de Luisiana, la más afectada por el huracán, esta vez no era el referente del Jazz y el Rhythm and Blues de Louis Amstrong, Ray Charles y Chuck Benny, ni del famoso carnaval Mardi-Gras, Nueva Orleáns fue un producto del sistema esclavista con rostros de modernidad, con un 67% de afroamerican@s que sufre la más alta tasa de pobreza, de homicidios y de violencia de todo Estados Unidos. Katrine dejó miles de muertos y muertas cuya piel, en su mayoría era negra, recordándonos que Nueva Orleáns fue el puerto del tráfico más grande de african@s esclavizad@s en el sur de Estados Unidos en épocas coloniales, sus muertas y muertos son solo sus secuelas.

Como en Estados Unidos, el racismo está en todos lados, a todas horas, en cada lugar y cada tiempo: en Bolivia, México, Guatemala, fundamentalmente hacia los pueblos indígenas y en el Caribe, Brasil, Colombia o Venezuela hacia las poblaciones afrodescendientes y en cada uno de estos países una gran xenofobia hacia las y los migrantes que cruzan fronteras buscando mejores condiciones de vida en este mundo global, se hace cada vez más aterradora.

El racismo está aquí en la Argentina y es tan evidente que solo hay que ver donde se mueven los cuerpos del centro de Buenos Aires: las personas con rasgos más indígenas se ubican en los lugares más pobres, los bolivianos y bolivianas migrantes sufren xenofobia cotidiana, el lenguaje está traspasado por el lenguaje del colonizador: cabecitas negras refiere al paternalismo que lleva implícito el racismo, quilombo se refiere a un problema o desastre, cuando los quilombos fueron los espacios de libertad de las y los esclavizados en todo el sur; decimos trabajo negro para referirnos al trabajo informal… y los etcéteras podrían ser muy largos.

Todo eso, probablemente muchas de nosotras, ni lo nota, como si las apuestas políticas que nos proponemos para cambiar el mundo, solo deben aplicarse en los espacios íntimos de las relaciones erótico-amorosas que establecemos, como si solo la visibilidad, el coming out o lograr leyes antidiscriminatorias nos bastara para decir que el mundo ya cambió a nuestro favor.

Muy pocos colectivos se plantean una política más allá de sus narices, que entienda como el patriarcado capitalista se manifiesta articulado y compacto imponiendo la heterosexualidad obligatoria, el sexismo, el clasismo y el racismo como sistemas de opresión y de exclusión que se interrelacionan. Muy pocas veces logramos trascender nuestras propias fronteras y no nos salimos de la lógica de la fragmentación que el mismo sistema nos impone.

Si el paso del Huracán Katrine y sus efectos desvastadores no nos hace ver nuestro propio ombligo, si cada una de las imágenes que vimos en las pantallas de televisión, no nos pone a pensar en cómo se reproduce esto de forma cotidiana en el espacio donde estamos y no nos preguntamos qué estamos haciendo como mujeres, como militantes, como activistas lesbianas feministas para pararlo y eliminarlo, entonces tenemos que sentirnos perdedoras humanas.

Es por ello que creo que este hecho y muchos otros, nos debe poner a pensar cuál es la política que nos urge en este patriarcado neoliberal despiadado que cada vez cobra nuevas vidas inocentes.

  LA CASITA .............................................Por Laura Montagner
 

“¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son*.”

Hasta que se hacen realidad

 

En el mes de octubre La Casa del Encuentro, “La Casita”, celebra 2 años de existencia. Es difícil creer que aquel viejo y derrumbado PH se haya transformado en el espacio acogedor que hoy todas disfrutamos. Todavía tengo en mi mente imágenes de mujeres sobre escaleras enormes, pintura en mano; otras tiradas en el baño manoteando una pinza, otras subiendo maderas del Sur, otra pintando una mesa, mientras preguntaba si eran 2 o 3 manos de pintura la necesaria y otra explicando aquí va tal color y allí va este otro...

Era un sueño que comenzaba a hacerse realidad, a tomar forma. Pero, qué difícil puede ser concretar los sueños, ya que una vez pintado, decorado y arreglado se miraron, sonrieron y dijeron y ¿ahora como seguiremos?

Fueron meses duros, muy duros...Qué aguante, que tenacidad, que manera de dedicar miles de horas de sueño a un sueño! Las hemos visto preocupadas, esperanzadas, apichonadas, muertas de cansancio, sin un mango, pero jamás vencidas, aun en los tiempos más difíciles. Han tenido aciertos y han cometido errores, como siempre que se hace algo. Así, las mujeres de la Casa, nos han mostrado un camino, nos han dado un ejemplo de lo que las mujeres podemos hacer para y por las mujeres.

Siempre dispuestas a escuchar, abiertas a las críticas constructivas, el espacio ha logrado presentar personalidades tanto del ambiente cultural como feminista.
La Casa no se limita a ser un lugar de esparcimiento, es también un lugar donde se debaten políticas. Cada actividad tiene su horario. Transmitir a las mujeres sus derechos y salir en la defensa de posturas políticas claras ha sido una labor de la Casa. Afiches por la ciudad demuestran el compromiso político que han asumido frente a la violencia y el aborto. Juntar firmas los sábados/ domingos es otra tarea que están desarrollando para alcanzar el numero necesario para que se apruebe una ley que consagre el derecho al aborto legal y gratuito. Solidarizarse con las mujeres que desean participar en el Encuentro Nacional de Mujeres que se desarrollará en Mar del Plata en el mes de octubre, es otra tarea asumida por la Casa. “Juntemos fondos para las mujeres”.

La revista Encontradas, la que estas leyendo, es otro sueño. También fruto de estas mujeres, que cumplirá un año de vida en el mes de octubre. La historia de Encontradas la dejamos para el próximo número.

La Ciudad de Buenos Aires, es considerada turísticamente como la ciudad “gay” del cono Sur. Contradictoriamente, hay muy pocos lugares “solo para mujeres”. ¿Qué nos pasa a las mujeres y al ambiente en general? No hay proyectos, no hay sueños, ni ideas?
Hoy la Casita se ha transformado en un lugar de referencia para las mujeres en general, un espacio de contención, un lugar donde divertirnos y conocernos, un lugar donde aprender y del cual aprender, un espacio para soñar un presente y un futuro distinto.

Esta nota es un reconocimiento a las mujeres que hicieron un sueño posible, a las siempre e incondicionales “Maritas”, a los cálidos ritmos de Mónica, al grupo de los miércoles (semilla y sustento desde el inicio) y a todas aquellas mujeres anónimas que han puesto el cuerpo desde distintos lugares y posibilidades.

A Marta una sonrisa especial; y a Fabiana y a Ada un gracias de corazón.

  Una Mirada, una foto, una Gran Mujer - Annnemarie Heinrich
 
Nacida en Alemania en 1912 y se radico en Argentina en 1926. Su primer estudio lo abre en 1930 y en 1933 es su enlace artístico con el Teatro Colon donde retrata destacados artistas nacionales e internacionales.

En 1992 fue declarada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. Seis décadas intensas de trabajo le permiten abordar diversas temáticas: de estudio, retratos, ballet, desnudos y paisajes entre otras, llegando a establecer su propio lenguaje fotográfico.

Retirada desde 2001 sus obras enriquecen las colecciones permanentes del Museo Nacional de Bellas Artes, del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, del Museo Nacional del Cine, del Museo Mundial del Tango, así como también numerosos museos internacionales. Su última muestra fue en La Casa del Encuentro, un espacio de mujeres.

El 22 de septiembre dejo de mirar, pero ella seguirá mirando desde su obra, y vivirá en la sensibilidad que transmite cada fotografía que legó a todas y a todos.

La revista Encontradas quiere rendirle un homenaje compartiendo con ustedes las fotografías que estuvieron hasta el 3 de Octubre expuestas en La Casa del Encuentro.


Annemarie, gracias por dejarnos tu mirada.

Gracias Alicia Sanguinetti!

  Por los pliegues .......................................Por Desalambrando
   
"Podemos aprender a trabajar y hablar cuando tenemos miedo de la misma manera en que hemos aprendido a trabajar y hablar cuando estamos cansadas. Porque hemos sido socializadas para respetar el miedo más que a nuestras propias necesidades de un lenguaje y de definiciones, y mientras esperamos en silencio por ese lujo final que es no tener miedo, el peso del silencio nos ahogará". Audre Lorde, La transformación del silencio en lenguaje y acción en Los diarios del cáncer, Aunt lote books, San Francisco, 1980.

Casi todas hemos hecho silencio alguna vez o hemos sido silenciadas. Existe una delicada distancia entre el silencio del darse cuenta o del darse tiempo al silencio signado por la imposibilidad de decir. No solo se trata de decidir entre callar o poner en palabras, sino de elegir si realmente quiero, cuándo quiero y en función de qué. Escucharse o ahogarse a veces adquiere sutilezas impalpables.
Sabemos que no es lo mismo rebelarse contra quien ejerce violencia con cara desconocida que cuando esta es ejercida por la persona amada. Esto último genera situaciones de una contradicción insoportable: -¿Quién me maltrata me ama? ¿En nombre de qué modelo de construcción del amor se puede sostener un vínculo ligado al sufrimiento o al daño? Preguntas, dudas que la que sufre el maltrato no puede más que volcar sobre sí misma antes que poner en duda el amor de la otra.
El miedo disciplinador, generado por el control y la manipulación,domina y paraliza. Así se van conjugando premisas falsas, conclusiones apresuradas, construyendo prejuicios y mitos que lo sostienen. Estamos llenas de frases que resultan funcionales para que la violencia quede entre cuatro paredes o dentro del ropero. Una de las condiciones necesarias para quien ejerce el maltrato es que la otra pierda toda vinculación con su entorno. Por un lado, para que no existan testigos posibles; por el otro, para que cuente solo con ella. Ser única, necesaria e imprescindible es, entre otras cosas, lo que da un poder omnipresente y deja a la otra cada vez más alejada y sola, sin posibilidades de articulación alguna para pedir ayuda. El encierro de las palabras en el cuerpo, el encierro del cuerpo dentro de cuatro paredes, construidas para dejarnos cercadas por el temor a las consecuencias de enunciar y enunciarnos. Aún así, algunas logramos preguntarnos, al igual que Audre Lorde, cómo desmantelar el miedo, ese amplificado y multiplicado, para cruzar la frontera desde un territorio minado por las amenazas de quien las utiliza como arma para tener a la otra bajo sumisión, para que se quede “en el molde”.
Sin duda, hay varias razones por las que la violencia entre lesbianas se mantiene en un lugar de sombras dentro de la comunidad. Entre otras, el cerco que se pone a la temática, a modo de autoprotección por temor a sumar razones para la exclusión en relación al entorno. Silenciar la violencia doméstica instala entonces una doble opresión, por las implicancias de un doble closet. Es que el maltrato multiplica la opresión y el encierro, perpetuados por temor al rechazo, a la descalificación, a la agresión o a la indiferencia, por el solo hecho de ser lesbianas. La violencia invisibilizada suma vulnerabilidad frente a lo que este sistema utiliza como mecanismo para ejercer la impunidad: “aquello que no se puede comprobar no existe”. Crónica que se niega a ser develada, entre otras cosas, por la naturalización y legitimación de la violencia social impuesta por un sistema que no protege los derechos y garantías de ciudadana/os por igual. El maltrato es una actitud de abuso y control que no resiste argumentación y supone el desafío de revisar paradigmas y desarticular mitos que operan como cristalizaciones o puntos de condensación de producción de sentidos irrevocables.
Desde Desalambrando creemos que ni nuestra valoración ni nuestra estima son posibles de sostener desde la vergüenza, el ocultamiento o la negación de una realidad violenta; sino a partir del reconocimiento de cómo somos y de qué cosas nos pasan. De otro modo resulta impensable pedir ayuda, defender nuestros derechos a no ser maltratadas, a la salud, a la justicia, a la equidad. Una lesbiana no pedirá ni luchará por aquello que cree que no merece.
Lo que enuncia Audre Lord al comienzo, no constituye un destino o una sentencia, sino una alerta para tomar conciencia, un impulso para definitivamente tomarnos en nuestras manos.
Algunos de los ejes de nuestro Programa están puestos en fortalecer la autoestima, registrar destrezas para la resolución de conflictos, reconocer la autonomía, las potencialidades y en la visualización de que otra realidad es posible; ya que el maltrato no es un destino inexorable para nadie. Muchas lesbianas no encuentran la forma de resolver el conflicto y el maltrato termina pareciendo una encrucijada, un callejón sin salida. Desde su necesidad, desde ese silencio ensordecedor, desean profundamente abrir la puerta, mirarse al espejo, reconocerse y vivir con dignidad. Las lesbianas merecemos una vida libre de violencia. Sabemos que no es fácil, pero lo creemos posible.

Equipo de Desalambrando
www.desalambrando.com

  Libro: Notas Lesbianas y Presentación de Ediciones Hipólita
 

Los escritos que componen este libro constituyen un cuerpo de reflexiones, a veces discontinua otras más organizada, acerca de la visibilidad como lesbiana feminista, itinerario que en forma personal hace unos años que vengo realizando.
Están pensados desde una política de ubicación, en tanto que toda perspectiva es parcial y no universal, entendiendo la identidad desde la pregunta por el ¿dónde estoy?, más que por el ¿quién soy? La identidad no sería una esencia prefijada, sino una construcción de carácter relacional y provisoria; como un mapa de los lugares donde estamos o hemos estado, que expresa las disputas en el terreno de la cultura y la política; y en este sentido, el feminismo lesbiano habla desde la sexualidad entendida como práctica erótica/sexual y como postura política.

Valeria Flores de la Introducción a “Notas lesbianas...”
Notas lesbianas nos interpela, nos invita a pensar y pensarnos, otra vez como mujeres, y también nos invita enérgicamente a situarnos, establecer nuestras coordenadas de espacio, de tiempo, de existencia y de políticas.
Notas lesbianas de Valeria Flores inicia una colección de textos de necesaria aparición en el ámbito de las letras impresas en nuestro país.
Con este primer título se inaugura el sello Hipólita Ediciones, programa editorial de RIMA - Red Informativa de Mujeres de Argentina.
Agradecemos el apoyo económico recibido de la Fundación Lésbica Astraea para la Justicia, que permite dar comienzo a esta iniciativa editorial de RIMA.

La autora
Valeria Flores es activista lesbiana feminista. Tiene 32 años y desde niña reside en la ciudad de Neuquén. Es maestra y escritora. Edita con otras compañeras la boletina lésbica & feminista La sociedad de las extrañas, integra el grupo de lesbianas feministas “Fugitivas del desierto” y es colistera de las listas electrónicas Safo-piensa y RIMA.
Actualmente integra el equipo de investigación que lleva adelante el proyecto "Cuerpos que hablan. Representaciones acerca de los cuerpos y las sexualidades en mujeres docentes heterosexuales y lesbianas", que depende de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional del Comahue.
Notas lesbianas. Reflexiones desde la disidencia sexual por Valeria Flores, Hipólita Ediciones, Págs. 92, ISBN nro. 987-22164-0-1, Rosario, Santa Fe, Argentina. Información y pedidos coord.rima@gmail.com
Sello editorial de RIMA Red Informativa de Mujeres de Argentina.

 

  A Pura Pasión y Corazón ...............................Por la Cachorra
   

Mi rutina de mañana dominguera viene acompañada del diario y las infaltables medialunas de manteca. Diría la canción, “esa cuarentona grasita abdominal” certifica lo que les cuento.
Fue grande mi sorpresa al encontrarme con aquella tapa del diario de la trompetita.

Jamás vista por mi, pero siempre soñada, una fotografía color del equipo de “mis amores” enfrentándose con Boca Jrs. Lo novedoso es que era una ¡contienda deportiva entre mujeres futbolistas!. Y no digo novedoso porque nosotras las “damas” no seamos habitúes al balón pié, sino porque el deporte y más puntualmente, el fútbol femenino no genera para las muchas empresas que lo manejan, las ganancias multimillonarias, como tampoco la aceptación de gran parte de nuestra sociedad.

Nuevamente la cultura y el sistema se imponen y llegan hasta el deporte.

Quién me puede dar una respuesta inteligente para explicarme ¿por qué habría deportes de exclusiva propiedad masculina? ¿ Por qué las mujeres no podríamos disfrutar de tan hermosa actividad?

Sin embargo hay muchas mujeres que varias veces por semana entrenan sin descanso y con ansiedad para esperar el próximo partido.
Muy pocas son las que pueden vivir del deporte, de “su pasión”, pero muchas son las que sortean todas las barreras para hacer lo que les apasiona.

En este nuevo espacio de Encontradas queremos visibilizar y respaldar a las deportistas profesionales o amateurs, nacionales e internacionales, actuales y de la historia, y a las que de alguna u otra manera generan y estimulan a que más mujeres se animen a desarrollar sus pasiones.

Ustedes se preguntaran cuál es el club de “mis amores” , es River Plate, que en el partido publicado ese frío domingo de julio, perdió 8 a 3 con su eterno rival, resultado que le otorgó en esa oportunidad el título de campeonas del Torneo Clausura de fútbol femenino a Boca Juniors.

 

  Taller: Cita Feminista de La Casa del Encuentro .......................... .......................................Por Inconvenientemente Encontradas
 

Siguiendo una curiosidad a partir de esto de lo que todas hablan en “La Casa del Encuentro”, y que comenzamos a escuchar también en otros espacios, sumado a la necesidad de saber, es que nos acercamos por primera vez al feminismo y participamos de este Taller.

Este camino nos puso frente a una teoría que desmenuza la realidad con una perspectiva, dinámica y herramientas propias y radicalmente diferentes a lo antes transitado.

Se instaló en nosotras una mirada diferente, dando origen a todo un universo de nuevas preguntas.

Muy lejos de ser una teoría “en contra de…”, el feminismo se configura como una experiencia creativa, prepositiva y donde se proponen tácticas y estrategias construidas por mujeres para crear y recrear el mundo permanentemente.

Es una visión critica ante una sociedad que invariablemente coloca a la mujer en un segundo plano, siempre detrás y debajo “de “, y que nos niega la posibilidad de decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas. Una sociedad que por el solo hecho de tener útero nos reduce automáticamente a la función de procrear y encontrar marido o ser un lavavajillas, atribuyéndonos apenas la inteligencia suficiente para reconocer las mejores ofertas en el supermercado.

Ante esta realidad es que la Taller-Cita Feminista nos confirma cada jueves que jugar a otro mundo es posible y saludable. Nos permite realizar un trabajo interior a través de reunirnos a comprender, interpretar, discutir y disentir.

Lo cierto es que decidimos reunirnos sobre la base que ninguna sabe mas que otra y cada una se nutre de todas y esto es lo que hace a este taller tan particular.

Al mismo tiempo, nos concede la propuesta de difundir, activar y lograr que otras miradas, otros sonidos se instalen en otras mujeres.

Siguiendo una curiosidad a partir de esto de lo que todas hablan en “La Casa del Encuentro”, y que comenzamos a escuchar también en otros espacios, sumado a la necesidad de saber, es que nos acercamos por primera vez al feminismo y participamos de este Taller.

Este camino nos puso frente a una teoría que desmenuza la realidad con una perspectiva, dinámica y herramientas propias y radicalmente diferentes a lo antes transitado.

Se instaló en nosotras una mirada diferente, dando origen a todo un universo de nuevas preguntas.

Muy lejos de ser una teoría “en contra de…”, el feminismo se configura como una experiencia creativa, prepositiva y donde se proponen tácticas y estrategias construidas por mujeres para crear y recrear el mundo permanentemente.

Es una visión critica ante una sociedad que invariablemente coloca a la mujer en un segundo plano, siempre detrás y debajo “de “, y que nos niega la posibilidad de decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas. Una sociedad que por el solo hecho de tener útero nos reduce automáticamente a la función de procrear y encontrar marido o ser un lavavajillas, atribuyéndonos apenas la inteligencia suficiente para reconocer las mejores ofertas en el supermercado.

Ante esta realidad es que la Taller-Cita Feminista nos confirma cada jueves que jugar a otro mundo es posible y saludable. Nos permite realizar un trabajo interior a través de reunirnos a comprender, interpretar, discutir y disentir.

Lo cierto es que decidimos reunirnos sobre la base que ninguna sabe mas que otra y cada una se nutre de todas y esto es lo que hace a este taller tan particular.

Al mismo tiempo, nos concede la propuesta de difundir, activar y lograr que otras miradas, otros sonidos se instalen en otras mujer

 

 

  Gualeguaychú Entre Ríos, ......................Por Luciana Paez*
 

* de Viajer@s travel - luciana@viajeras.net - MSN: viajerastravel@hotmail.com

un lugar con mucho para disfrutar… y muy cerca de la ciudad

Cuando pensamos en Gualeguaychú lo asociamos directamente con el carnaval, que a propósito es uno de los más importantes de Sudamérica, luego del de Río de Janeiro. Pero Guayleguaychú tiene muchísmos otros atractivos, que lo hacen un destino mas que interesante a la hora de planear una escapada.

Datos generales

Como llegar
Gualeguaychú está a 250km de la Capital Federal, el acceso con automóvil, es muy cómodo y directo, la mayor parte de la ruta tiene 2 vías, lo que facilita el manejo.
Se ingresa a la Provincia de Entre Ríos por el puente Zárate Brazo Largo y la ruta Nac. 12 hasta Ceibas, donde se conecta en dirección Norte por la ruta Nac. 14 hasta el acceso a la ciudad.

Lugares para visitar
Termas
Gualeguaychú cuenta con un complejo de termas de 20 hectáreas. Es un complejo nuevo que como particularidad es de agua salada. Por el momento cuenta con 4 piletas, 3 de agua caliente 40, 38 y 37 grados respectivamente y una al aire libre con agua fría. Las piletas no son profundas, y en cada una de ellas hay chorros de agua que actúan como hidromasaje, ideal para el relax total. El lugar es pequeño pero según fuentes del lugar van a construir 6 piletas mas.

Ñandubaysal
Es un balneario privado, sobre la costa del Río Uruguay, la entrada cuesta $2,5. Abarca unos 1.000 metros de playas de suaves pendientes y arenas muy blancas. En la playa se puede realizar todo tipo de actividades con la posiblidad de hacer kitesurf, tomar un trago frente al rio, tomar sol...o lo que se te ocurra. Dentro del balneario tienen un camping con todos los servicios y dormis...que en temporada de carnavales no hay disponibilidad.

Artesanías
Sobre el paseo de la costa hay una feria de artesanías bastante completa, que integra principalmente artesanías en cuero, mates y dulces.
Muy cerca de esta feria se encuentra el patio del mate donde vas a encontrar una variedad imprecionante de diferentes tipos, clase y formas de mates...también tienen artesanías en cuero y mimbre.

Parque Unzué
Situado a la vera del río Gualeguaychú, es un parque de 120 hectáreas, destacacándose altos y añosos eucaliptos que inundan el ambiente con su característico aroma y frescura. La vegetación convierte el parque en un paraje ideal para escaparse del bullicio y ritmo de la ciudad. Su riqueza radica en la extensión y diversidad de esparcimientos con los que cuenta, atendiendo los distintos gustos y edades.
La ruta provincial 42 lo divide en dos sectores: el Sector Chico a la derecha, con clubes náuticos donde existen amarras y servicios para embarcaciones, lugares de pesca -actividad que se desarrolla todo el año-, juegos infantiles, áreas de recreación y servicios

Consejos
Ñandubaysal
Es un lugar que no podés dejar de visitar, pero se complica sino contás con auto, porque si bien está cerca del centro de la ciudad el camino es de arena y de complejo acceso.
Las distancias en general son cortas, pero el transporte público no es constante. Te recomiendo moverte con remises, no son muy costos, y lo ideal para que tengas mas autonomía es ir en vehículo privado.

Costanera
La costanera se pone muy linda de noche. Si tenés ganas de comer bien te recomiendo los restaurants que están bordeando la costanera...tenés todo tipo de comidas...el fuerte la parrillada.


Salida grupal solo para mujeres a Gualeguaychú
Si tenés ganas de conocer este hermoso lugar y además hacerlo con chicas como vos...el fin de semana largo de Octubre es tu oportunidad. Salimos desde Capital el día sábado 8 de octubre con transporte privado, nos hospedamos en una casa quinta...muy cerca de las termas, te llevamos a conocer las termas, el centro y por supuesto vamos a las playas de Ñandubaysal. Esta salida está organizada exclusivamente para mujeres, el grupo es hasta 8 personas y en todo momento estarás acompañada por una coordinadora.
Si estás sola, en pareja, si tenés ganas de ampliar tu grupo de amigas o simplemente querés pasar un fin de semana largo diferente TE ESPERAMOS...ANIMATE!!!

Para mas info contactate con nosotras a info@viajeras
por teléfono al 4328-1857/4796 o visitanos en www.viajeras.net

 

La Casa del Encuentro te invita a todas la actividades.

Para consultas llamar al 4903-3209 o escribinos a lacasadelencuentro@yahoo.com.ar

Consultoría Jurídica y Asesoramiento Psicológico

 
  Campaña: Conjugar decisiones.
   
En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, La Casa del Encuentro (Espacio Feminista Social y Cultural y Espacio de Lesbianas Feministas para todas las Mujeres) inició una nueva etapa de comunicación y acción destinada a garantizar el acceso a la salud de todas las mujeres y el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, nuestra sexualidad y nuestra vida.

Comenzamos a trabajar en una Campaña que nombramos “Conjugar Decisiones” por el Aborto Legal y Gratuito y por el Derecho a Decidir de todas las Mujeres, en sintonía con La Campaña Nacional por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Convencidas que sólo la Despenalización y Legalización del Aborto permitirán que podamos decidir sobre nuestros cuerpos y que no mueran más mujeres por abortos clandestinos, es que trabajamos por los barrios de la Ciudad de Buenos Aires con un afiche, encuesta, charlas y redes de solidaridad e información para que entre todas articulemos acciones en los clubes de barrio, asociaciones, centros culturales y asambleas para intercambiar vivencias y propuestas con todas las mujeres de los sectores sociales, aunando y fortaleciendo nuestras luchas.

Las mujeres que hoy mueren tienen nombre, no son sólo una estadística, y son principalmente las mujeres sin recursos económicos las que no tienen acceso a la salud. No permitamos que la Iglesia y el poder político decidan sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas oponiéndose al aborto, a la educación sexual y al acceso a métodos anticonceptivos.

El día 25 de Noviembre (Día Internacional de la No violencia hacia las Mujeres) finalizará la Campaña Nacional, con una Marcha Federal hacia el Congreso de la Nación y se entregarán las firmas recolectadas por todo el país, es una forma de decir que solo nosotras, las mujeres, decidimos sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Conjugar Decisiones continuará con diferentes Campañas con este y otros temas para seguir luchando por una sociedad mas justa y sin opresiones.

Aborto Legal y Gratuito para TODAS...
Juntas somos la Fuerza

Las Mujeres de La Casa del Encuentro.

 

VOLVER